Congregación de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús

Toda la vida terrestre de Jesús ha sido un campo para sembrar (cf. Mt 13, 3). Él siembre sus méritos, sus oraciones, sus trabajos, sus lágrimas y su sangre, siembra todas las gracias.

Información sobre las cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y conocer sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede acceder a política de cookies para obtener más información.